Dieta Preoperatoria

 

Inicia dos semanas antes de tu cirugía, se te dará una dieta especial rica en proteínas que permitirá reducir el tamaño de tu hígado y hará más fácil la cirugía y 2 días antes de la cirugía se iniciará con una dieta líquida especial para propiciar un mejor manejo del estómago e intestinos durante la cirugía. Esto incluye agua, Electrolit Light y casi cualquier bebida libre de calorías o azúcares más otros suplementos.

Los líquidos claros que va a consumir los días previos a su operación le ayudarán a asegurar que sus intestinos estén listos para la cirugía. Los líquidos también le ayudarán a acostumbrarse a la dieta que le espera después de la operación.

Evite las bebidas carbonatadas

A estas alturas ya han sido advertidos en numerosas ocasiones para que eviten las bebidas gaseosas y con cafeína. Esto incluye refrescos, Seltzer, agua tónica, sidra espumosa, café, té, café con leche y los derivados de estos productos. Las bebidas carbonatadas y beber a través de una pajita llenará la bolsa del estómago de aire y la ampliará de forma permanente. Además, este tipo de bebidas pueden actuar como estimulantes del apetito y también agregar calorías vacías, contribuyendo ambos factores al aumento de peso.

Dieta líquida en el hospital

Dieta líquida

En este momento, la Dra. Sánchez y su equipo estará controlando de cerca su progreso clínico e iniciará con líquidos bajos en azúcar y no carbonatados, tales como agua, té y caldos. Se usará una taza graduada para beber y evite beber de una botella o con una pajita.

Sólo se permiten líquidos claros inicialmente. Evite las bebidas endulzadas a menos que estén edulcoradas con un sustituto del azúcar.

Tras su primera visita de seguimiento con la Dra. Patricia Sánchez comentaremos sus progresos y fijaremos una fecha en la que usted deberá pasar a la siguiente fase.

Por favor, después de la cirugía, se le darán indicaciones específicas de la cantidad de líquidos los cuales se   beberán lentamente durante 1 hora. Esto significa que usted debe beber el líquido a lo largo de toda la hora. No significa que usted debe tomar toda una onza y luego esperar otra hora para volver a intentarlo.

Mientras usted no tenga náuseas o vómitos, en el transcurso de unos pocos días, iremos ajustando lentamente la cantidad de bebida en función de su sed.

Deje de beber si siente hartazgo, dolor o malestar

Los vómitos ocasionales a veces se producen como intolerancia a los alimentos y varían de forma individual. Los líquidos se deben degustar muy lentamente para evitar el estiramiento de su bolsa estomacal. No use una pajita. Beber con una pajita rellena en exceso la bolsa estomacal con líquido y aire. Si la bolsa se ​​llena muy rápidamente, puede experimentar náuseas, vómitos y dolor.

Cambios Inesperados en el Gusto

Usted puede experimentar cambios en el gusto y el apetito, así como en la sensibilidad a ciertos olores. Un ejemplo de cambio de sabor que se produce, y que los médicos no entienden muy bien, es la intolerancia a algunos sabores de pasta de dientes en particular. Algunos pacientes a los que solía encantar el café antes de someterse al bypass gástrico por laparoscopia, encuentran después de la operación que el olor del café  les produce náuseas. Estos cambios, aunque comunes, no tienen una explicación médica evidente.

Usted puede no sentir hambre o ganas de comer, pero es importante consumir algunos líquidos o suplementos de proteínas a intervalos con el fin de recuperarse de la cirugía y mantenerse saludable.

Durante la primera semana después de la operación, el consejo más importante es que se mantenga hidratado. No se frustre si no es capaz de tolerar las proteínas. Si usted es capaz de tolerar la cantidad apropiada de agua y mantenerse hidratado, entonces es muy probable que lo esté haciendo muy bien. Por favor, siéntase libre de llamar al consultorio con sus preguntas en cualquier momento durante el cuidado postoperatorio.

Recuerde su compromiso con un estilo de vida saludable

El procedimiento quirúrgico es sólo una parte de su viaje. La cirugía bariátrica puede ayudar a normalizar los sentimientos de ansias, de saciedad y de comida. Aunque las operaciones cambian la forma en que su cuerpo procesa los alimentos, algunos de estos cambios son sólo temporales. Es importante que comience a practicar hábitos vitales que le ayudarán a tener éxito. Los hábitos saludables no ocurren por casualidad. No confíe en que su cirugía funcionara sola, se requiere de su esfuerzo para practicar hábitos saludables. Estos cambios de estilo de vida necesitan de conocimientos técnicos, tiempo, compromiso y apoyo de familiares y amigos. Si usted está listo para comprometerse, es necesario tanto que investigue como que practique los conocimientos y herramientas adecuados para mantener hábitos saludables.

Dieta líquida después de su alta hospitalaria

liquidos

Usted estará en esta fase por lo menos de 2 a 3 semanas después de la cirugía. Se sentirá lleno de líquidos y puede no cumplir con sus metas de fluidos durante los primeros días. Durante esta fase se debe consumir sólo líquido y evitar todos los alimentos sólidos. Su principal fuente de energía y proteínas serán licuados proteicos. Pruebe diferentes licuados de proteínas antes de la cirugía, para que pueda tener algunos elegidos para después de la cirugía. Tenga de diferentes sabores y texturas para mantener el interés y alterne entre bebidas con y sin calorías durante el día. Asegúrese de beber mucha agua.

Una vez que esté dado de alta y tolere bien la dieta líquida clara, podrá comenzar a avanzar en su dieta lentamente para incluir batidos de proteínas y líquidos ligeramente más gruesos. Esto puede incluir sopas sin grasa, leche de almendra, y los suplementos proteicos. La cantidad la ajustaremos personalmente.

Muchas personas informan que tienen sensibilidad a los líquidos a temperaturas particulares. Algunas personas tienen un dificultades con las bebidas calientes, mientras que otros tienen sensibilidad al frío. Esto es temporal y después de unas semanas por lo general se vuelve a un estado cercano a lo habitual.

Trate de cumplir con un horario, tomar poco a poco y tratar de mantener el agua y las bebidas a temperatura ambiente para facilitar la ingesta de líquidos. A continuación se muestra una lista de los líquidos aceptables para consumir durante esta fase.

Ejemplos de líquidos claros:

  • Agua
  • Electrolit
  • Paletas de helado sin azúcar
  • Gelatina sin azúcar
  • Aguas con sabor (sin azúcar y sin gas)
  • Té Descafeinado: helado o caliente, negro, verde, de hierbas, sin azúcar o endulzado artificialmente
  • Caldos sin grasa, o con bajo contenido graso
  • Sopas sin grasa / bajas en sodio (sopas sin crema, carne o fideos)

La mitad de la ingesta de líquidos debe estar compuesto de agua.

Recordatorios de la Fase I Postquirúrgica de la Dieta

  • Al elegir los batidos de proteínas, asegúrese de elegir uno que proporcione de 20 a 30 gramos de proteína, menos de 10 gramos de azúcar y menos de 5 gramos de grasa. Más de 30 gramos por porción no es aconsejable ya que el cuerpo sólo absorbe alrededor de 25 a 30 gramos a la vez.
  • No consumir ningún alimento sólido en este momento. Si elige una sopa, asegúrese de que la licúa completamente. Cocínela después de licuar la sopa y eliminar el sabor metálico. Recuerde que debe elegir sopas basadas en caldos y bajas en sodio. Evite las sopas cremosas y sopas con fideos.
  • Beba despacio. Beba líquidos durante el día. Al principio, usted no debe exceder de 1 oz cada hora. Por lo tanto, tomar un batido de proteína de 8 oz le debe llevar alrededor de 3 horas para terminarlo.
  • Asegúrese de consumir su meta objetivo de proteínas al día. Hay una mayor demanda de proteínas durante este tiempo ya que son necesarias para la correcta curación.
  • Esté atento a signos de deshidratación, tales como dolor de cabeza, mareos, náuseas, letargo y la concentración oscura de la orina.
  • No consumir bebidas gaseosas o azucaradas.
  • Usted puede tomar paletas de hielo o  sin azúcar en medio de los batidos de proteínas. Esto cuenta para la ingesta de líquidos.

Lista de la compra para la dieta líquida en casa

  • Trituradora de comprimidos
  • Licuadora
  • Tazas medicinales
  • Colador
  • Una coctelera para hacer batidos proteicos con proteínas en polvo
  • Bebidas
  • AguaElectrolit
  • Propel
  • Jugos libres de azúcar
  • Batidos proteicos (20-30 gramos de proteínas, < 5 gramos de grasa y azúcar)
  • Caldos y sopas a base de caldos
  • Paletas heladas y gelatina sin azúcar 

La calidez de una sopa caliente

En verdad la sopa es un alimento cómodo que debe ser asimilado en esta etapa temprana de la dieta. Hay muchos tipos diferentes de sopas que se pueden crear y disfrutar. Las sopas que adquiera deben ser libres de grasa y no tener grandes porciones de verduras o pasta.

Dieta Post Quirúrgica – Purés y Alimentos Blandos

Después de su primera visita de seguimiento con la Dra. Sánchez vamos a hablar de sus avances en la dieta y del momento en el cual usted debe comenzar la siguiente fase.

Tenga en cuenta que la elección de alimentos de esta fase no debe ser intentado antes de 3 o 4 semanas después de su procedimiento pero puede variar con cada paciente. Esta fase se puede resumir como dieta de alimentos blandos que pueden ser fácilmente machacados, que se comen con una cuchara y que se pueden tolerar fácilmente. Esta etapa sigue permitiendo que su sistema se restablezca y se vaya ajustando lentamente a los alimentos más densos. Intentar ingerir porciones que son demasiado grandes o hacerlo demasiado rápido con alimentos que son muy densos o duros puede hacer que la comida se quede “atascada”, causar vómitos e irritación de la bolsa estomacal.

Recuerde que a medida que avance su dieta los líquidos deben permanecer separados de los sólidos. Si bebe mientras come, empujará el alimento a través de la bolsa y acelerará el vaciado de estómago. Esto solo creará más espacio para más comida.

Hay muchos alimentos de textura suave que son saludables y se pueden utilizar en esta etapa de su dieta. Estas dos semanas de su dieta representan una importante transición hacia una alimentación saludable. A pesar de que es físicamente posible poner casi cualquier cosa en una licuadora, por favor considere la elección de alimentos que sean naturalmente de una consistencia suave, así como bajos en grasa y azúcar.

Es importante centrarse en la ingesta nutricional adecuada, y la inclusión de alimentos ricos en proteínas. El objetivo es aumentar su ingesta y facilitar el proceso digestivo. Esta fase también se conoce como dieta blanda y todos los alimentos debe poseer una consistencia similar a la de alimentos para bebés.

pure 2

Recordatorios

  • Deberá seguir tomando batidos de proteína entre una y tres veces al día para alcanzar su meta de proteínas, pero trate de comer más sólidos blandos cada día.
  • Si usted encuentra que no tiene hambre, entonces puede sustituir una comida programada por un batido de proteínas.
  • Tome bocados pequeños y calcúlelos para que sean aproximadamente del tamaño de una moneda.
  • Mastique bien. Asegúrese de que la comida tiene la consistencia de puré de manzana antes de pasarla.
  • Continúe bebiendo lentamente. Beba líquidos sin calorías durante todo el día, pero deje de beber en torno a la hora de comer. Deje de beber 30 minutos antes de la hora de comer y retome las bebidas 60 minutos después de las comidas. Esto asegurará que la bolsa estomacal pueda contener los alimentos sólidos y no experimentar náuseas y/o vómitos.
  • Siga cumpliendo su meta objetivo de proteínas. Puede usar los suplementos de proteínas hasta que sea capaz de obtener toda la proteína de los alimentos sólidos.
  • Establezca horarios de comida regulares y mantenga fidelidad a estas horas de las comidas para evitar el apetito compulsivo. Coma cada 4 horas mientras está despierto. No deje pasar más de 5 horas sin comer nada.
  • Consuma de 64 a 72 onzas de líquidos cada día. La cantidad total de líquido debe incluir la cantidad de líquido que toma con sus batidos de proteínas.

Establezca una rutina

Se debe establecer una rutina u horario para las comidas en esta fase. Trate de comer cada 4 horas. No deje pasar más de 5 horas entre las comidas. El tamaño de sus comidas será pequeño y debería encajar en una taza de 4 a 6 onzas. Deje de comer cuando se sienta lleno, incluso si tiene restos de comida.

Consumo Mínimo Sugerido de Proteínas

Su consumo mínimo debe ser de aproximadamente 80 gramos de proteínas por día. Para ayudar a cumplir con este requisito, el plan de la fase incluye la ingesta de uno de los suplementos de proteínas previamente recomendados entre una y tres veces al día, y deben consumirse entre las comidas. Si usted siente que no tiene hambre, entonces puede sustituir una comida programada por un licuado de proteínas.

Los suplementos serán preparados con leche descremada enriquecida con proteínas que contiene más proteína que la leche regular sin grasa.

Las tolerancias y preferencias individuales pueden variar

Cada persona es un ser individual y sus tolerancias y preferencias pueden variar. Es importante comunicarse con su nutriologa para que le pueda plantear estas posibles alternativas y sugerencias. Usted no tiene que esperar a su próxima visita para discutir las intolerancias. Además de los suplementos, elija usted entre una variedad de productos bajos en grasa o sin grasa, como: requesón, yogur y queso ricotta. También puede tomar puré de frijoles (judías), un pescado blanco suave escamoso o un revuelto de huevo o clara de huevo. Estas selecciones de alimentos se pueden introducir una vez que se sienta seguro de que puede tolerar alimentos muy blandos. Durante esta fase debe empezar a ser creativo con los alimentos que se le permiten comer. Su objetivo es hacer apetecible la comida sin poner en peligro su pérdida de peso. Algunas otras alternativas con alto contenido proteico son el pollo hervido, pavo, o huevos. Estos alimentos pueden ser licuados y untados con mayonesa baja en grasa, caldo de pollo y condimentos varios.

Por favor, intente mantener una variedad diferente de alimentos blandos. Recuerde que si usted se siente lleno o tiene náuseas, entonces lo mejor es ir haciéndolo más despacio. Disminuya el tamaño de las porciones y considere volver a estar 24 horas sólo con líquidos claros de nuevo. Es normal tener algunos días mejores que otros.

El Requesón como una gran fuente de proteínas

requeson

Los diferentes estilos de requesón están hechos de leche con diferentes niveles de grasa y cuajadas de diferentes tamaños. Hay muchas variedades de sabrosos requesones sin grasa, con un gusto muy bueno, son fáciles de digerir para el estómago y representan una gran fuente de proteínas.

Dieta de Sólidos: Las comidas regulares

Como en otras fases de la dieta de cirugía post-bariátrica, el tiempo exacto de cada fase es variable. Esta fase suele empezar al principio de la semana 5 y continúa durante el resto de su vida. El objetivo es elegir comidas saludables y equilibradas a la vez que realizar cambios en el estilo de vida para convertirse en una nueva persona sana.

A largo plazo

Su operación bariátrica es permanente. Si usted tiene la manga gástrica o el bypass, entonces su anatomía nunca podrá volver a la normalidad. Debido a la naturaleza de la cirugía, debe centrarse en cambiar su estilo de vida. Recuerde que NO está a DIETA, sino que está tomando elecciones saludables para el resto de su vida. Debe renovar su compromiso cada día y atenerse a él.

Todo depende de usted y de tomar decisiones inteligentes.

Esta fase tiene la menor estructura, ya que la idea es que usted ha trabajado para construir una alimentación saludable y hábitos antes de esta etapa. Este es el momento para poner en práctica el pensamiento independiente y la creatividad con alimentos saludables y las porciones. Debe continuar para seguir las rutinas anteriores para las comidas y los suplementos vitamínicos que utilizó para las fases anteriores de la dieta. Planee sus comidas y meriendas de forma que pueda evitar deslices. Mida el tamaño de las porciones para evitar la sobrealimentación accidental. Deje de comer cuando se sienta lleno, incluso si va a dejar sobras de comida.

Recordatorios

  • Idealmente debe beber un batido de proteínas al día para alcanzar su meta de proteínas, pero también trate de conseguir el resto de sus proteínas a través de los alimentos sólidos. Los alimentos sólidos proporcionan más sensación de saciedad y tienen un valor biológico más alto en comparación a los líquidos.
  • Siga tomando bocados pequeños, cada bocado debe ser del tamaño de una moneda.
  • Continúe masticando bien antes de pasar el alimento. Asegúrese de que la comida posee la consistencia del puré de manzana antes de ingerirlo.
  • Ponga su tenedor en el plato entre bocado y bocado de comida. Esto le dará tiempo para masticar adecuadamente.
  • Continúe comiendo cada 4 horas mientras está despierto. Trate de no pasar más de 5 horas sin comer nada. NO utilice esta propuesta como una excusa para tomar algo no saludable si esa es la única opción disponible de alimento.
  • Continúe bebiendo lentamente. Beba líquidos sin calorías durante todo el día, pero dejar de beber en torno a la hora de comer. Deje de beber 30 minutos antes de la hora de comer y empiece a beber 60 minutos después de las comidas. Esto asegurará que el estómago puede contener los alimentos sólidos y no experimentar náuseas y/o vómitos.
  • Consuma de 64 a 72 onzas de líquidos cada día (esta cantidad incluye los batidos de proteínas).
  • Sus bebidas deben ser libres de calorías (excepto las bebidas de proteína). Guarde sus calorías para comer, no para beber.
  • Pruebe una comida a la vez para asegurar la tolerancia. Si usted no tolera un alimento en particular la primera vez, póngalo en su lista para intentarlo de nuevo en el plazo de dos semanas.
  • Hable con su médico y nutrióloga si siente que podría tener posibles efectos secundarios.
  • Si no tolera la leche descremada sin grasa use Leche de Soya sin grasa.
  • La mitad de la ingesta de líquidos debe estar compuesta de agua

Elija frutas coloreadas y ricas y verduras

Frutas y verduras

Las frutas oscuras y enriquecidas y las verduras por lo general tienen un mayor porcentaje de carotenoides y vitaminas. La papaya es baja en calorías y contiene más carotenoides y vitamina C que los plátanos de color claro y las peras.

Es necesario eliminar la comida como una tentación fácil y recompensa. Si se encuentra usando su cocina como su base de operaciones, entonces es que necesita encontrar una salida diferente. Esto es especialmente importante si usted se encuentra con sentimientos de ansiedad relacionados con la comida. Rompe tu rutina pre-quirúrgica. En vez de preparar un aperitivo, vaya fuera a dar un corto paseo. Lleve a cabo una serie de estiramientos. Poner un poco de distancia entre usted y sus tentaciones ayudará a su autocontrol y a su capacidad para sustituir una recompensa poco saludable por actividades vitalistas.

Planee sus comidas y conozca sus emociones

  • Planee sus comidas y meriendas. Si usted ha planeado las comidas y meriendas, será capaz de detectar el comer compulsivo fácilmente si está intentando comer fuera de su rutina normal.
  • Identifique su emoción asociada con la alimentación. ¿Está comiendo porque está estresado, aburrido, culpable, enojado, triste o feliz? Una vez que identifique la emoción, es mucho más fácil hacer frente a ella.
  • Rodéate de opciones de alimentos saludables. Si usted tiene una barra de helado en el congelador, puede decidir ayudarse a sí mismo en medio de la noche. Si sabe que no puede controlarse, entonces es mejor no tener la comida en el congelador.
  • Asista a grupos de apoyo para el desarrollo de estrategias y de tener una salida. Hable con su médico, dietista o con un psicólogo para encontrar diferentes mecanismos de afrontar esto.
  • Mantenga un diario de alimentos.

Hágase las siguientes preguntas

INTERROGACION AZUL

Si de repente se le antoja algo cuando ya ha comido, o si comienza a tener la sensación de ansiedad por la comida, es posible que desee considerar las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué quiero comer esto?
  • ¿Estoy molesto por algo?
  • ¿Estoy enojado por algo?
  • ¿Hay algo que tengo que hacer que estoy posponiendo?
  • ¿Algo más satisfará mi deseo?
  • ¿Realmente necesito comer esto?
  • ¿Estoy solo?
  • ¿Estoy aburrido?

Una vez que haya respondido a estas preguntas y examinado sus sentimientos, puede que decida no ingerir la comida alta en calorías que pensaba comer. En un primer momento, el realizar este tipo de prueba mental puede parecer antinatural e incómodo. Sin embargo, es el tipo de ejercicio mental que ayuda a identificar sus sentimientos. Reconocer sus sentimientos y aceptar la responsabilidad por sus acciones es una parte muy importante de su recuperación y su éxito a largo plazo.

Problemas comunes y áreas de preocupación

Problemas comunes

Alcohol

Tenga mucho cuidado con el alcohol. El alcohol puede ser peligroso después de la cirugía bariátrica. El alcohol irrita el estómago y puede irritar la conexión entre el estómago y los intestinos. Se absorbe rápidamente. También recuerde que su peso está disminuyendo rápidamente y la tolerancia al alcohol que podría haber tenido antes de la pérdida de peso también va a ser reducida rápidamente.

El alcohol aporta 7 calorías por gramo. No debe consumir alcohol por lo menos de 3 a 6 meses después de la cirugía. Con un estómago más pequeño y el sistema gastrointestinal alterado, ahora tendrá menos tolerancia al alcohol. Contiene calorías vacías y no proporciona nutrientes. Debe tomar en cuenta las calorías del alcohol. El alcohol es también un factor de deshidratación. Por lo tanto, debe reemplazarlo con agua.

Usted debe ser consciente y cuidadoso respecto a que la obesidad y la sobre-alimentación pueden ser signos de un comportamiento adictivo. El alcohol también puede ser la causa de problemas de adicción. Debe tener mucho cuidado de que el alcohol no ocupe el lugar de la comida como conducta adictiva después de la operación.

Síndrome de dumping o de evacuación gástrica rápida

La digestión de azúcar requiere un gran volumen de fluido. Este líquido entra en el intestino a través de la circulación sanguínea para diluir las moléculas de azúcar concentradas. Esto provoca una rápida reducción del volumen sanguíneo del cuerpo en un paciente de bypass gástrico. Dado que el proceso digestivo normal ha sido alterado, los azúcares provocan una respuesta de hiperinsulinemia. Esta reacción al azúcar y los hidratos de carbono se conoce como “dumping”, o evacuación gástrica rápida, y viene acompañada de una serie de síntomas que incluyen debilidad general, taquicardia, zumbido en los oídos, calambres estomacales, diarrea y náuseas. La evacuación gástrica rápida (dumping) puede durar de 30 a 60 minutos y, a menudo puede hacer que se sienta tan cansado que tendrá que descansar hasta que desaparezcan los síntomas. En los casos de dumping “tardío”, la causa suele radicar en los hidratos de carbono complejos como pasta. Los síntomas se retrasan, pero pueden incluir cambios neurológicos y confusión. Para evitar el síndrome de evacuación gástrica rápida, manténgase alejado de las bebidas azucaradas, limite la ingesta de azúcares simples y añada un poco de proteína a las comidas que le proporcionan hidratos de carbono.

Caída del cabello

La mayoría de los pacientes notan un aumento en la pérdida de pelo alrededor de 3 a 5 meses después de la cirugía. Para algunos pacientes, la cantidad de pérdida de cabello es dramática. Algunos describen mechones de pelo en su cepillo o cabello que cubre el suelo de la ducha. Esto ocurre como parte de la respuesta del cuerpo a la repentina privación de proteínas y calorías justo después de la cirugía. El cuerpo mantiene algunas de sus actividades normales de mantenimiento “en espera” hasta que la nutrición aporta estos elementos de nuevo, y los efectos tardan algunos meses en surtir efecto. De hecho, nada les sucede realmente a los folículos pilosos, salvo que se mantienen en “estado latente” y en el momento en que se nota la pérdida del pelo, los folículos pilosos están, probablemente, ocupados en regenerarse. Es raro que los pacientes tengan un pelo más fino un año después de su cirugía. Después de 18 meses de la cirugía, la mayoría de los pacientes tienen cabello abundante y saludable porque el equilibrio hormonal del cuerpo ha mejorado significativamente. Asegúrese de consumir unos 80 gramos de proteína al día.

Deshidratación

Usted se deberá adaptar a hábitos diferentes, así como a la sensación de saciedad después de la operación. Ya no puede tragar agua y no será capaz de tolerar una gran cantidad de agua a la vez; es fácil pensar que está bebiendo suficiente líquido cuando en realidad no es así.

Usted debe consumir alrededor de 72 onzas de líquido cada día. Deje todos los días su asignación de agua para toda la jornada en la encimera de la cocina o en su escritorio de modo que sepa, a medida que pasa el día, como se encuentra exactamente su consumo de agua. Puede hacer uso de la asignación de agua para hacer té descafeinado, café descafeinado, electrolit o para la preparación de bebidas de proteínas. La deshidratación puede sobrevenir fácilmente si no tiene cuidado.

No beber suficientes líquidos causa deshidratación y puede dar lugar a infecciones renales y de vejiga. Los síntomas de la deshidratación incluyen orina oscura, fatiga, mareos, náuseas, desmayos, dolor de espalda, y una capa blanquecina en la lengua. Tome de 64 a 72 onzas de líquidos diariamente para prevenir la deshidratación. El vómito también puede conducir a la deshidratación. Asegúrese de tomar bocados pequeños y masticar 25 veces antes de tragar. No beba y coma al mismo tiempo.

Café

Los primeros meses después de su operación representan un momento delicado tanto psicológica como fisiológicamente. Dependiendo de su operación, es muy importante permitir la curación de cualquier conexión entre el estómago y el intestino. Los primeros meses después de la operación también se complican por problemas a la hora de juzgar una hidratación adecuada. La cafeína es un diurético que significa un incremento de la cantidad que usted orina. Si está teniendo dificultad para calcular la cantidad de líquido para beber cada hora significa que el café y la cafeína sólo complicarán la situación.

El café descafeinado puede causar también algunos problemas durante los primeros meses después de la operación, ya que también aumenta la actividad de los ácidos y puede complicar la curación de las conexiones intestinales. Si han pasado más que unos pocos meses después de su operación, entonces lo más probable es que pueda reanudar el consumo moderado de café. Usted debe recordar, sin embargo, escuchar a los intestinos y prestar atención a los nuevos dolores o molestias que puedan desarrollarse. Si comienza a tener diarrea, dolor epigástrico o sensación de llenura y malestar después de tomar café, quiere decir que necesita detener o disminuir la cantidad que usted está consumiendo. Si desarrolla una úlcera o una úlcera marginal, entonces definitivamente hay que parar.