En la actualidad, las revistas, programas de televisión e internet poseen titulares que anuncian la forma de perder peso y estar preparados para una temporada o un evento especial. Existen tantos planes de pérdida de peso que puede ser confuso y abrumador. La verdad es que todas estas dietas funcionan, si usted es constante. Ahora es el momento de decidir cuál es el régimen que funcionará para usted y cómo va a lograr y mantener sus objetivos de pérdida de peso.

El hecho de que esté pensando en la cirugía bariátrica significa que usted está pensando en una operación. Asegúrese de que esté listo y capaz para este cambio. No confíe en esta oportunidad para forzarse a nuevos hábitos. El ejercicio es muy importante y es fundamental que usted comience a ser más activo. Considere la posibilidad de escribir una lista de verificación en lo que respecta al ejercicio. Hacer sitio en su horario durante unos minutos en la mañana para realizar algunos ejercicios simples es una gran forma de comenzar.

Así que antes de comenzar cualquier tipo de nueva dieta considere cómo encaja en su vida en este momento. Por ejemplo, si se inscribe en un programa que ofrece comidas preparadas para llevar a su casa, pero sólo puede pagar la membresía de un mes de prueba, entonces éste no sería considerado como un compromiso a largo plazo. Además, evite los planes que prometen resultados rápidos con muy poco esfuerzo.

Comenzar un plan y perder algo de peso al principio es la parte fácil, pero mantenerlo constante es el verdadero reto. Si se encuentra a sí mismo aburriendose y apartándose del plan de comidas, usted no verá más resultados positivos y esto podría tener un efecto rebote que se traduce en el aumento de peso.

Lo primero que necesita es un plan estructurado

Piense en el plan como un modelo o esquema paso a paso de cómo puede usted alcanzar sus metas. Es importante recordar que no hay un final a esta dieta en particular o plan de comidas. Esta vez necesita llevar a cabo un compromiso con los cambios de estilo de vida que sea realista y específico para usted y para su rutina diaria, incluyendo el trabajo, las obligaciones familiares y las personales. Así que si sabe que usted trabaja hasta tarde, no cuente con prepararse cenas de gourmet saludables cuando llegue a casa del trabajo. En su lugar, prepare la comida la noche anterior o cocine para algunos días, coma sobras de otras comidas y agregue una ensalada fresca para el plato principal.

Considere llevar un diario alimentario

Vamos a empezar con su plan manteniendo un diario dietético y registrando su ingesta diaria durante unos pocos días mientras que usted está diseñando un plan de alimentación personalizado. La mayoría de las personas afirman conocer lo que comen, pero en realidad no tienen un concepto de la ingesta calórica real. Este registro también le permitirá identificar patrones seguidos, como saltarse las comidas, comer demasiados bocadillos e incluir alimentos ricos en grasas o bebidas gaseosas y refrescos durante el día.

Es hora de asumir la responsabilidad de su peso y entender que las elecciones de los alimentación diaria son causantes de los resultados. Una vez que haya identificado estos hábitos, empiece a sustituir alimentos ricos en grasa con artículos bajos o libres de grasa. Ahora planifique un plan de comidas para un mínimo de una semana para empezar. Esto debe incluir proteínas magras, frutas, vegetales frescos y cereales integrales. Es una buena idea evitar los alimentos procesados ​​o preparados que a menudo son altos en sodio, azúcar o grasas.

Empiece a realizar ejercicio con metas realistas

El ejercicio va a ser una parte importante de su programa de pérdida de peso. En lugar de planear ir al gimnasio de forma genérica, es importante que usted fije una meta específica, como ir al gimnasio 3 días por semana durante 30-40 minutos. Esta es una meta comprobable y le permitirá evaluar si se está cumpliendo con su plan. Dos aspectos del ejercicio que deben ser combinados son la duración e intensidad.

Si usted es un principiante considere la compra de un podometro, también llamado cuentapasos, que le guiará durante el entrenamiento. Con el fin de quemar calorías con eficacia debe estar dentro de su meta de ritmo cardíaco. A medida que se sienta más cómodo con una rutina de ejercicios vaya cambiando sus objetivos, aumentando el tiempo y la intensidad de sus entrenamientos, e incluyendo una variedad de actividades para desafiar a su cuerpo. La mayoría de las personas se quejan de las mesetas de pérdida de peso y esto puede ser el resultado de comer los mismos alimentos y hacer el mismo ejercicio sin variación durante un período prolongado de tiempo.

Pensar positivamente

Ahora que usted está en marcha, mantenga una actitud positiva y piense en todos los beneficios a largo plazo y la disminución de riesgos para la salud que obtendrá como resultado de los cambios de estilo de vida y pérdida de peso. Recuerde que un esquema es un plan detallado que puede ser necesario ajustar periódicamente.

Si usted busca ideas en revistas o en internet para ayudarle a crear su plan se encontrará con sugerencias similares presentadas de diferentes maneras. Estas ideas incluyen: comer porciones más pequeñas mediante el uso de platos más pequeños, la lectura de etiquetas de los alimentos, seguimiento de las calorías consumidas, utilizar un sistema de compañeros para ayudarle a permanecer al día con la dieta y el ejercicio y, por último, contratar a un profesional para obtener ideas y orientación. Si usted empieza ahora estará más cerca de sus objetivos este verano, y más entusiasmado con ir a la playa y participar en actividades al aire libre.