Cirugia Postbariatrica

La cirugía de contorno corporal es una disciplina muy amplia, dado que engloba toda la cirugía del cuerpo (abdomen, mamas, cadera, brazos, glúteos, muslos, etc.). El éxito de esta cirugía no sólo reside en reducir el exceso de piel sobrante, sino en proporcionar tono, tensión y equilibrio a los relieves corporales.

Existen dos tipos de cirugía post-bariátrica:

  1. Body Lift Superior, encaminado a corregir brazos, tórax y mamas.
  2. Body Lift Inferior si lo que se pretende es corregir abdomen, glúteos y muslos.

Entre los procedimientos quirúrgicos, destacamos:

  • Lipectomia en cinturón
  • Lipectomia de tronco
  • Lifting de muslos
  • Lifting de brazos
  • Cirugía mamaria
  • Ginecomastia
  • Cirugía facial
  • Cirugía estética
  • Cavitacion y radiofrecuencia

Los pacientes son evaluados en consenso por el equipo médico que aconsejara los procedimientos más adecuados para cada paciente, explicando de forma extensiva los resultados previsibles y las posibles complicaciones.

¿Cuándo es el momento de operar al paciente post-bariátrico?

De acuerdo a nuestra experiencia decidíamos realizar las plastias cuando el equipo bariátrico, (cirujanos, médicos, nutriólogos y psicólogos) nos indicaban que se habían logrado las metas de reducción de peso en ese paciente. Muchos de ellos los recibimos emaciados, con mucha piel excedente, siendo muy difícil para el cirujano plástico poder devolverles anatómicamente un resultado de excelencia post quirúrgica y hacíamos entonces, restrictivas las plastias, por la condición del paciente.

Actualmente las técnicas quirúrgicas han cambiado, el control médico, nutricional y psicológico postbariátrico nos indican cuando un paciente aún sin haber alcanzado su meta en el peso puede ser apto para cirugía plástica.

Nuestra concepción actual es operar al paciente en una condición que permita un modelaje de su cuerpo con tejidos aptos, lógicamente no obesos, sin embargo, aceptando que todavía están con algunos kilos sobre su peso ideal en los cuales consideramos que la cirugía postbariátrica sería un estímulo para continuar su tratamiento reductivo. Ejemplo en aquellos pacientes tratados con balón intra gástrico con pérdidas ponderales de 15 a 18 kg. son ejemplo de estos casos.

Prevención de Complicaciones

Todo paciente que operamos debe ser evaluado integralmente:

  • Interconsulta y pase del cirujano dónde nos refiera la evolución del paciente y condición actual.
  • Informe de nutriólogo con los datos actualizados acerca de la evolución en la pérdida de peso donde el nutriólogo refiera el estado nutricional bioquímico y alimentario actual del paciente, realizando la suplementación pertinente, siempre que sea necesaria.
  • Informe psicológico que nos aclare si el paciente está en una condición emocional apta para operarse y se han trabajado aspectos relacionados con el cambio de imagen corporal, si tiene claras las metas de cirugía plástica postbariátrica, capacidad de adaptación y expectativas.
  • Informe del médico tratante, siempre es requerido, mayormente si el paciente adolece de cualquier patología en tratamiento (diabéticos, hipertensos, etc.).
  • Evaluación del cirujano plástico que incluye revisión clínica con exámenes de laboratorio: biometria hematica, Proteinemia, Ferremia, Vitaminas, E.C.G., Rx de Tórax, Ecografía de pared abdominal-inguinal, ante la sospecha de hernias asociadas.
  • Evaluación en consulta pre-anestésica días antes de la operación, informando del plan quirúrgico al anestesista. Se realiza historia clínica anestésica, acorde al plan quirúrgico hará cálculo apropiado de los fluidos a reponer, posición del paciente en la mesa y cambios que requerirá en la operación, terapia preventiva anticoagulante programada (con medidas mecánicas y farmacológicas), profilaxis antibiótica, información detallada sobre el tipo de anestesia e indicación al paciente de su propia medicación.
  • Planificación quirúrgica. Se realiza sobre imágenes en 2 dimensiones y en áreas de interés, mediante 3 dimensiones obtenidas por TAC. Esta sofisticada exploración nos orientará sobre la relación existente entre las estructuras musculares y el tejido cutáneo. Nos ayudará a decidir sus áreas de anclaje, sobre los que deberemos suspender o descender los tejidos cutáneos hasta su posición precisa y simétrica.
  • Seguimiento post-quirúrgico. Un acto quirúrgico es un proceso que empieza por un cuidadoso estudio previo y termina por un mayor cuidado posterior. La confortabilidad del postoperatorio es necesaria para la curación del paciente. El seguimiento a lo largo de las primeras semanas hasta el segundo mes ayuda a todo el proceso.

¿Quién puede someterse a una cirugía plástica post-bariátrica?

Los candidatos ideales son, pacientes con exceso de piel, preferentemente joven y sano y que haya estabilizado su peso. Aquellos pacientes que todavía están en fase de pérdida de peso, deben posponer la cirugía.

Hospitalización

Las intervenciones quirúrgicas se realizan siempre en un hospital con las características de seguridad para el paciente. Es preciso dos o tres días de ingreso, dependiendo del procedimiento.

Anestesia

El tipo de anestesia más empleado para realizar estas cirugías es la anestesia general, durante la cual el paciente estará dormido hasta que finalice la cirugía.

Una vez finalizada la intervención, se pasa a la unidad de recuperación post-anestésica controlada por un anestesista y al cuidado de una enfermera hasta que se considere que está en condiciones satisfactorias para estar en una habitación.

Duración

La duración de la intervención quirúrgica es muy variable dependiendo de las necesidades del paciente y de la asociación de cirugías en un mismo acto. Los procedimientos pueden ir desde 2 hasta 6 horas, siempre cuidando la seguridad y tomando las mejores decisiones para el paciente y su integridad

Recuperación

Durante los primeros días, el paciente debe deambular ligeramente inclinado hasta que pueda erguirse sin molestias. Podrá hacer una vida normal, sin excesivas tensiones al cabo de una semana. La mayor parte de sus molestias o el dolor serán tratados con medicamentos.

La mayoría de los pacientes regresan a sus actividades normales a las 4 semanas.

Complicaciones

Como toda cirugía con anestesia, hay riesgos y posibilidades de complicaciones, incluyendo infecciones, sangrados, hematomas, necrosis de piel (sobre todo en fumadores), dehiscencia de suturas, trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.

Es importante la profilaxis con anticoagulantes, las vendas de compresión en miembros inferiores y la de ambulación temprana.

Resultados

Los pacientes sometidos a cirugía post-bariátrica mejoran en aspecto y en autoestima el encontrarse más seguros con su nuevo aspecto.